Monday, January 16, 2006

LA ACTIVIDAD ECONÓMICA DEL ESTADO
INTRODUCCIÓN

Para poder desarrollar el tema de la actividad económica del estado, es importante señalar, todos los antecedentes que rodean a dicha actividad, así como todos los antecedentes que ésta pudiera tener, autores, tales como Francisco de la Garza, José Moisés Vergara, Raúl Rodríguez Lobato, Arnulfo Sánchez o Narciso Sánchez Gómez, coinciden en que la actividad financiera del estado, se puede dividir en tres momentos:

La obtención de los ingresos
La administración de dichos ingresos
Aplicación de los ingresos

Desde luego, cabe señalar que cada uno de los autores antes mencionaos, describen éstos tres momentos en diversas formas, sin embargo, si bien coinciden todos en que éstas etapas de la actividad financiera del estado se presentan en cualquier estado moderno, también es cierto que coinciden en que ésta actividad, lleva a un solo fin: la satisfacción de las necesidades públicas.

Bien es cierto que la generalidad de los estados modernos, frecuentemente cuestionan a los gobiernos de sus países respecto de la administración financiera que ejercen sobre los ingresos que obtienen los mismos de la recaudación o, como más adelante se estudiará de todos aquellos conceptos que rodean a la actividad financiera del Estado.



Se considera que es necesario el comenzar a describir las preguntas básicas de cualquier estudioso del derecho en materia de la actividad económica que realiza el Estado, tales como ¿Por qué existe el estado?, ¿Qué relación existe entre el derecho fiscal y el tributario, o cual es su diferencia?,

¿Qué es el derecho financiero?, ¿Qué es una contribución?, ¿Qué es el gasto público?, en fin un sinnúmero de interrogantes que alo largo del presente capítulo se irán abordando y resolviendo.

CONTENIDO

1. La existencia del Estado

Es bien sabido por los que ya han estudiado la carrera de derecho o sociología o por lo menos, están enterados y asemejados a la terminología que se emplea en éstas ramas del conocimiento, de la necesidad que existe de crear, conservar y desarrollar un estado moderno, el cual lo podemos definir como la “máxima forma de organización jurídica de los individuos que integran un conglomerado social o una colectividad, en donde cada uno de sus integrantes cede una parte de su libertad, para conformar un organismo denominado Estado; el cual se subdivide en poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial a fin de garantizar un orden social.” [1]

Ya se puede prever desde éstas líneas el fin inmediato del Estado, que es la persecución del bien común, para ello, desde luego, deberá de hacerse llegar de diversas ayudas para que éste pueda garantizar ese orden y bienestar social.


La doctrina argentina, dice que el hombre al organizarse y vivir en una sociedad, requiere satisfacer ciertas necesidades tales como el respeto a sus derechos individuales, el resguardo de las agresiones ajenas mediante grupos del exterior y a medida que la sociedad va creciendo, las necesidades lo hacen de forma conjunta, y nacen las necesidades de salud, de transporte, de comunicación, etc.

Como se puede apreciar, la doctrina argentina, no es muy distante de la doctrina mexicana, o de cualquier otra doctrina como la española, la chilena, la estadounidense, etc., puesto que son principios generales y rectores de cualquier sociedad organizada


2. La actividad económica del Estado


Poder empezar a mencionar en que consiste la actividad económica del estado, puede ser un tanto escabrosa y confusa, puesto que se comenzarán a estudiar las diferencias que marcan los autores respecto de las definiciones de las ramas del derecho tales como derecho tributario, derecho fiscal, derecho financiero, etc. y también se debe de diferenciar la definición de finanzas y de economía.

Finanzas: “Sistemas o medios para el manejo del dinero, el otorgamiento del crédito, la administración de las inversiones, así como los mecanismos para allegarse de fondos, sea en una empresa privada o en el Sector Público.”[2]
Economía: “Ciencia que estudia la administración prudente y recta de recursos, bienes y servicios mediante la producción, distribución y consumo.”[3], “Sistema donde se realiza la

producción, distribución y consumo de bienes y servicios de un país, región o ciudad.”[4]

Consideramos que se pude tomar como un sinónimo la actividad financiera del Estado, así como la actividad económica del mismo, puesto que como se ha mencionado en el capítulo de introducción, se debe de perseguir un fin, a través de un método, la obtención, la administración y la aplicación de los recursos.

Se dice que lo que da origen a la actividad financiera del estado, tal y como lo señala Raúl Rodríguez Lobato, es que “la organización y el funcionamiento del Estado supone para éste la realización de gastos y la procura de los recursos económicos indispensables para cubrirlos”. [5]

Ahora bien, Valdés Acosta menciona, de manera resumida, que la actividad financiera del estado, no es otra cosa más que la obtención, manejo y empleo de los recursos en moneda o valores que sean necesarios para cubrir las demandas apremiantes de la sociedad.

Gianinni dice que el Estado lleva a cabo la función económica “para administrar el patrimonio, para determinar y recaudar los tributos, para conservar, destinar o invertir sumas ingresadas, y se distingue de las demás en que no constituye un fin en sí misma, o sea en que no atiende directamente a la satisfacción de una necesidad de la colectividad, sino que cumple una función instrumental de fundamental importancia, siendo su normal desenvolvimiento una condición indispensable para el desarrollo de todas las restantes actividades”[6]

Ya se está de acuerdo y bien planteado que todo aquel conjunto de actividades que realiza el Estado, van a proveer de ciertos satisfactores a la sociedad que en un principio decidió organizarse y formar poco a poco una entidad jurídica la cual se encargaría de velar por su bienestar.


2.1 Aspectos de la Actividad Financiera del Estado


Sergio Francisco de la Garza, hace mención en su tratado que la actividad financiera del Estado, desde luego toca diversos aspectos, lo cual, pues es de suponerse, ya que el concepto de sociedad, se desprende del latín socius, que significa compañero; congregación organizada de individuos y grupos interrelacionados. Pero no es sólo ese aspecto el que debe de llegar la actividad financiera del Estado, sino que también, debe de estudiarse desde el punto de vista económico, político y jurídico.

Raúl Rodríguez Lobato coincide con de la Garza y se origina lo siguiente atendiendo a la interpretación de ambos autores:

1. Constituye un fenómeno económico puesto que se requiere obtener, administrar y emplear los recursos que el estado obtenga mediante diversos mecanismos.
2. Constituye un fenómeno sociológico puesto que va a influir directamente las decisiones que tome el estado respecto de cómo emplear esos ingresos que obtuvo en los sectores sociales.
3. El fenómeno político se origina por que como el ente soberano que es el Estado requiere de la política que por


la definición del griego polis que significa ciudad y todo lo inherente a ello
4. El fenómeno jurídico se da al someter ésta actividad al derecho positivo puesto que está regulada mediante las leyes que expide el propio Estado a través de los órganos legislativos correspondientes y que se encuentran vigentes en el país.


2.2 ¿Cómo obtiene ingresos el Estado?


La Constitución es la norma fundamental de un Estado, en donde se establecen los derechos y las obligaciones de los particulares y de los órganos integrantes de éste, desde luego su observancia es general y obligatoria y también se dice que es una ley de orden público, lo que significa que no se puede renunciar a ella.

La Constitución Mexicana, está compuesta en dos partes; la primera denominada “de las galanías individuales” y la segunda parte denominada “de la conformación del Estado” y en su totalidad está compuesta por 136 artículos y 19 artículos transitorios.

El artículo 31 fracción IV, a la letra reza: “Son obligaciones de los mexicanos: … IV. Contribuir para los gastos públicos, así de la federación, como del distrito federal o del estado y municipio en que residan, de la manera proporcional y equitativa que dispongan las leyes.”[7]



Ahora tenemos dos nuevas interrogantes, ¿Qué es una contribución? y ¿qué es un impuesto?, sin embargo, se debe de comenzar por definir a la rama del derecho que engloba a éstas definiciones.

“El derecho financiero, de acuerdo con el diccionario jurpidico mexicano de la UNAM, p.991: es el cojunto de normas jurpidicas que sistematizan los ingresos y los gastos públicos, normalmente previstos en el presupuesto, y que tienen por objeto regular las funciones financieras del Estado: la asignación de recursos; el pleno empleo con estabilización; la distribución del ingreso y el desarrollo económico. En ésta definición está incluido el crédito público y todas las operaciones financieras complementarias consignadas en el presupuesto del Estado” [8]

Si atendemos a una lógica, no jurídica, se repite, no jurídica, se puede apreciar que la contribución, se puede llegar a entender como una actividad unilateral, tal como un donativo y el impuesto, por su misma definición, se repite, no jurídica, se desprende una imposición o una obligación de hacer o dejar de hacer algo.

Las definiciones que se han encontrado de éstos dos conceptos, tienden a complementarse el uno con el otro, ya que la definición de contribución “es la cantidad que se paga a un organismo público en concepto de impuestos.”[9] Y el impuesto se define como la “contribución que realizan los ciudadanos al estado” [10]

También éstos dos conceptos, han sido tema de diversas interpretaciones de los tratadistas del derecho, por lo que se empleará

para efectos de la presente obra en forma indistinta, más sin embargo, no se debe crear confusión entre ambos conceptos.

Se debe de tomar en cuenta que la terminología que se pretende utilizar en con el ánimo de deducir el origen o de donde es donde obtiene los ingresos el Estado.

Grioziotti menciona que los ingresos del estado se clasifican según su origen en ingresos del pasado (rentas patrimoniales), en ingresos de la presente generación (contribuciones ordinarias; impuestos directos o indirectos) y en ingresos de las futuras generaciones (deuda externa)

Se considera que para el caso de la realidad y de la doctrina Mexicana, se puede atender más a lo que menciona Einaudi, ya que éste menciona que existen los ingresos derivados de los impuestos y de los ingresos no derivados de los impuestos.

Se tratará de ejemplificar lo anterior. Los ingresos que se derivan de los impuestos, como ya se mencionó, para un extremo mexicano, son los que ya se están familiarizados con ellos, tales como el Impuesto al Valor Agregado (IVA) o el Impuesto sobre la Renta (ISR), sin embargo, los ingresos que el Estado no obtiene de los impuestos, son aquellos que el estado obtiene explotando los bienes que son de su propiedad y que va a competir con los particulares para acaparar la mayor parte del mercado como le sea posible.


También, los ingresos que recibe el Estado, se clasifican en los siguientes grupos:



1. Nacionales, estatales y municipales. Aquí se puede tomar por ejemplo las declaraciones anuales de las personas físicas y morales
2. Ordinarios y extraordinarios. Tenemos como ejemplo los gastos que se realizan en caso de desastres naturales o algún déficit presupuestal por aumento de salarios a los empleados del Estado que no haya sido previsto en el presupuesto de egresos.
3. Originarios y derivados. Provienen del patrimonio público y del privado y en algunas ocasiones llegan a existir contribuciones especiales, tal como lo fue la tenencia vehicular que en principio era para financiar los juegos olímpicos del 68 y que a la fecha, no se ha retirado.

Como se ha mencionado, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, señala en su artículo 31 fracción IV la obligación que tienen los mexicanos de contribuir con el gasto público, pero también, es señalado en el artículo 73 fracción VII lo siguiente que a la letra dice: “El Congreso tiene facultad:… VII Para imponer las contribuciones necesarias a cubrir el presupuesto…” [11].

Cabe señalar que la materia de estudio respecto de la actividad económica del Estado, tiene que estar siempre apoyado con un cuerpo legal que le de sustento y certeza jurídica al gobernado y a las mismas instituciones de gobierno.

El Código Fiscal de la federación, como una ley federal, desde luego jerárquicamente inferior a la constitución, nos señala que:



“Artículo 2. Las contribuciones se clasifican en impuestos, aportaciones de seguridad social, contribuciones de mejoras y derechos…”[12]

Entremos en materia pues de las formas en que el Estado, genera los recursos necesarios para crear todos los benefactores para la sociedad que gobierna.

El derecho fiscal, según Vergara Tejada, “es el conjunto de normas jurídicas que sistematizan y regulan los ingresos fiscales del estado. Éstas normas jurídicas comprenden el fenómeno fiscal como actividad del Estado, a las relaciones entre éste y los particulares y a su repercusión sobre éstos últimos” [13]

Tal vez, si existiese en nuestro país una codificación fiscal, y se debe de mencionar fiscal, para no confundir o mezclar al derecho financiero, que si bien es cierto que el derecho fiscal, entra dentro de ésta clasificación doctrinaria, también lo es que si existiese una codificación financiera, tal vez podríamos encontrar en ésta a las


instituciones financieras privadas y que por tanto, no serían materia de estudio en ésta ocasión.

Se decía pues que si en México existiera una codificación fiscal, se podría agregar a la definición de Vergara lo siguiente: …mismas, que se encuentran codificadas, en la Ley Fiscal de la Federación.


Se dice que no existe una codificación adecuada, ya que en el Código Fiscal de la Federación, no se incluyen las leyes del IVA del ISR del IEPS, etc. sin embargo, es sólo una opinión que aquí se expresa y que se queda abierta a la interpretación del estudiante a efectos de que decida si es correcta la apreciación, puesto que podría ser un tema de tesis interesante.

Como se ha mencionado, el artículo 31 fracción IV y 73 fracción VII Constitucionales, van a determinar en su mayoría, el aspecto constitucional que desprende la obligación tributaria, sin embargo, el Código Fiscal de la federación en su artículo primero dice:

“Las personas físicas y las morales, están obligadas a contribuir para los gastos públicos conforme a las leyes fiscales respectivas….” [14]


2.3 Conceptos de impuestos, aportaciones de seguridad social, contribuciones de mejoras y derechos


Ahora que ya ha quedado descrito la forma en que el Estado jurídicamente obtiene los ingresos para desempeñar su actividad económica, se debe de comenzar a estudiar los conceptos propios por los que son obtenidos dichos ingresos.

El estudiante de administración de Tlalnepantla Juan Carlos Vides Hurtado, menciona en su monografía que “Los impuestos son prestaciones, hoy por lo regular en dinero, al Estado y demás entidades de derecho público, que las mismas reclaman, en virtud de su poder coactivo, en forma y cuantía determinadas unilateralmente y sin

contraprestación especial con el fin de satisfacer las necesidades colectivas.” [15]

El código Fiscal de la Federación, señala que los impuestos son las contribuciones que están establecidas en la ley y que son diferentes a las aportaciones de seguridad social, a las contribuciones de mejoras y a los derechos; es decir, el código fiscal de la federación, menciona que todo aquello que no entre en ésta clasificación, será considerado un impuesto, lo cual nos deja ver una falta de experiencia en la técnica legislativa del poder encargado de emitir las leyes; Art. 73 fracción VII Constitucional.

“Aportaciones de seguridad social son las contribuciones establecidas en ley a cargo de personas que son sustituidas por el Estado en el cumplimiento de obligaciones fijadas por la ley en materia de seguridad social o a las personas que se beneficien en forma especial por servicios de seguridad social proporcionados por el mismo Estado.

Contribuciones de mejoras son las establecidas en Ley a cargo de las personas físicas y morales que se beneficien de manera directa por obras públicas.

Derechos son las contribuciones establecidas en Ley por el uso o aprovechamiento de los bienes del dominio público de la Nación, así como por recibir servicios que presta el Estado en sus funciones de derecho público, excepto cuando se presten por organismos descentralizados u órganos desconcentrados cuando en este último caso, se trate de contraprestaciones que no se encuentren previstas en la Ley Federal de Derechos. También son derechos las contribuciones

a cargo de los organismos públicos descentralizados por prestar servicios exclusivos del Estado.” [16]

A través de éstos cuatro conceptos es la forma que tiene el Estado de obtener sus ingresos, pero valdría la pena, hacer mención de algunos ingresos que obtiene el estado, si bien es cierto bajo los mismos conceptos, no es tan mencionado o tal vez, no es tan abundado en la doctrina, los grandes ingresos que obtiene por ejemplo de PEMEX, de CFE o de Luz y fuerza del Centro.

Sin embargo, no sólo existe la Hacienda Pública Federal, que es lo que se ha estado tratando en el presente trabajo, también la propia Constitución, nos hace referencia hacia los impuestos de las entidades Federativas, pero se debe de prestar sin duda alguna una mayor atención al municipio, puesto que éste rige de manera libre su Hacienda.

Cabe señalar y citar textualmente un ensayo realizado para la materia de teoría de las contribuciones por su servidor, para dar también una idea general respecto de que la actividad económica del Estado, no únicamente se refiere al Estado soberano, sino como se menciono en líneas atrás, también intervienen las entidades federativas y el municipio.

“Análisis y Perspectivas de Recaudación Fiscal de Entidades Federativas frente al municipio y federación.

INTRODUCCIÓN

“Aunque teóricamente se han establecido las características que debe de reunir un buen sistema tributario, la estructura tributaria en México está alejada de los principios de equidad,


neutralidad, justicia, eficiencia, mínimos costos administrativos y facilidad para ejecutar la política fiscal.”

CONTENIDO

Ya se ha estudiado en los artículos 73, 117, 118 y 131 , así como en los artículos 31, 40 y 115 todos ellos constitucionales y en diversas fracciones, el gran poder impositivo que tiene el Estado frente al contribuyente y establece de forma clara las facultades que tendrá el mismo, así como el municipio de imponer diversos tipos de contribuciones, los cuales, deberán de ser recaudados en los términos, forma y lugar que establezcan las leyes, so pena que de no realizarse de esa manera, pecarán de inconstitucionales, aunque es común que en la práctica, suceda que el imperium del Estado caiga sobre el contribuyente sin más escrúpulo que el del supuesto amparo de la ley, violentando la especificidad de la norma fiscal.

El problema que se debe de observar respecto de los preceptos constitucionales aducidos, es el siguiente:

Se debe de distinguir la estructura que tiene el Estado mexicano para la recaudación de las contribuciones:
- Federación o impuestos federales
- Entidad federativa o impuestos locales de los Estados
- Municipio o contribuciones municipales

Como el título del presente ensayo, lo refiere, se debe de estudiar la perspectiva de la Recaudación Fiscal de las Entidades Federativas respecto de la Federación y el municipio.




Se ha considerado, ser preciso en el análisis:

“lo que la federación tenga reservada para sí la recaudación de las tributaciones, sólo lo podrá seguir recaudando la federación. POR EXCLUSIÓN, los demás impuestos podrán ser recaudados por las entidades federativas, SIEMPRE Y CUANDO, no interfieran con las facultades que señala el artículo 115 constitucional fracción IV constitucional”

Observando el panorama anterior, se puede deducir de manera muy visible que la Entidad Federativa esta supeditado a la participación de la federación.

Lo anterior, no solamente le causa a la entidad federativa un retroceso en la economía del mismo, sino que ha generado descontento general en la población por una sencilla razón, la entidad federativa, ha tenido que recurrir a crear impuestos para su propia subsistencia, pero eso no es lo más grave, sino que ha tenido que recurrir a la doble, triple y cuádruple tributación, cuestión por demás inadmisible e inconstitucional.

Se señala ejemplos concretos, del desencanto de las entidades federativas con la federación.

La federación recauda el IVA, el ISR, el IEPS, el IA, etc.

El municipio, que en artículo 115 fracción IV, claramente establece que será libre de administrar su Hacienda, deja nuevamente en un estado de insolvencia a la Entidad Federativa, ya que solamente el municipio, dirige y recauda: los mercados, los organismos operadores de agua, la policía, las calles, parques y jardines, los panteones, los rastros municipales, etc.

La entidad federativa, se tiene que conformar con una mala distribución del presupuesto a través de los Convenios de Coordinación Fiscal, que a últimas fechas, los estados de Nuevo León y el propio Distrito Federal o el Estado de México, han manifestado el desacuerdo de la proporción que le son asignados, y han amenazado con deslindarse de dicho sistema, puesto que por si fuera poco, las partidas les son asignados con nombre y apellido, es decir, la Entidad Federativa, no es libre de distribuir la participación que le es remitida a través de la Federación, sino que le es indicado en que rubros deberá de aplicarlo.

CONCLUSIÓN

Debe de hacerse notar, que como ya se mencionó, la Entidad Federativa, en un lenguaje común, esta siendo aplastado por el municipio y la Federación, al tal grado que parece ser que la intención de dejar a la Entidad Federativa con ingresos

mínimos, es desaparecerla y tal vez el día de mañana se tendrá que reforma la constitución general ya no para tener entidades federativas y tal vez tener provincias como en países Europeos.” [17]





2.4 El destino de los ingresos


Resulta interesante, señalar textualmente lo siguiente en la exposición de motivos de la “iniciativa de reforma a la ley del seguro social respecto del régimen de jubilaciones y pensiones para los trabajadores del IMSS afecta a derechohabiente”

“…Congruente con esta disposición constitucional el artículo 1 del Código Fiscal de la Federación, establece que las personas físicas y las morales están obligadas a contribuir para las gastos públicos conforme a las leyes fiscales respectivas. Además, esta disposición ordena terminantemente que sólo mediante ley podrá destinarse una contribución a un gasto público específico…”[18]

Se escuchan en los noticieros tanto locales como nacionales, los supuestos “grandes logros” que tienen los gobernantes al ahorrar ciertas cantidades de dinero por alguna u otra acción tomada, lo cual, desde un punto de vista social, puede parecer magnífico puesto que el estado, en su función económica-sociológica estaría cumpliendo con sus premisas, sin embargo, se deben de recordar principios generales del derecho como aquellos que rezan para el gobernado que “todo lo que no está prohibido, está permitido”, o para la autoridad, “la autoridad, sólo puede hacer lo que por ley le es conferido y autorizado”.

En ese orden de ideas, se deja entrever una clara violación a las leyes, cualesquiera que éstas sean, puesto que la Carta Magna, impera

que es obligación de los mexicanos contribuir para el gasto público y el Código Fiscal de la Federación, como lo señala y lo repite el fragmento de la exposición de motivos trascrito con antelación, se dice de manera expresa que los ingresos que cualquier nivel de gobierno obtenga por concepto de contribuciones, sean impuestos, aportaciones de seguridad social, aportaciones de mejoras o derechos, deben, y se vuelve a mencionar, deben de aplicarse al gasto público, que se define como el empleo de los recursos públicos, obtenidos a través de las contribuciones, por las administraciones públicas y que persiguen como finalidad el consumo o la inversión que cubran las necesidades esenciales o especificas públicas. También denominado Servicios Públicos.

Por tanto, se debe de estudiar a fondo y así se hace por parte del órgano legislativo del país, de las entidades federativas y de los municipios, en que rubros se han de aplicar los ingresos (obtenidos mediante los presupuestos de ingresos) que se obtienen a través de las contribuciones y como se ha mencionado, se hace a través del Presupuesto de Egresos de la Federación, del Estado y de los Municipios.


2.5 El imperium del Estado y las relaciones de los Poderes de la Unión con la Actividad Económica del Estado.


Como se ha podido apreciar, el presente documento se ha llevado de una manera clara y sencilla, en algunas ocasiones señalando ejemplos prácticos y bien conocidos o en algunas otras, recurriendo a los principios generales de la teoría del Derecho.

Éste capítulo se abordará de una manera similar.

Se sabe que la diferencia entre las normas jurídicas a las normas sociales, por ejemplo, estriba básicamente en la coacción que puede ejercer el estado para garantizar el cumplimiento de la norma.

El cumplimiento de la norma, es una de las principales funciones del Estado no solamente en la actividad económica, sino que es el garante de la paz y el orden social y que le fue otorgada dicha facultad por cada uno de los gobernados para que así fuera.

Así, como en éste ejemplo con las normas sociales, queda de manifiesto que el Estado, tiene un poder especial para obligar a aquel que pretenda transgredir la norma jurídica, de igual forma tiene la potestad tributaria, que se define como el poder jurídico para establecer las contribuciones que deban de ser forzosas, que tienen la facultad de recaudarlas, destinarlas al gasto público y en su caso también, de ejercer la fuerza coactiva (imperium) para lograr su objetivo de recaudación.

Los tres poderes de la Unión, intervienen en la actividad económica del Estado, de la siguiente manera según Rodríguez Lobato.

En primer lugar se tiene que el poder legislativo, es quien otorga el principio de legalidad, pues es éste quien expide las leyes necesarias para que se tribute y así se obtengan los recursos suficientes que garanticen el gasto público.

El poder Ejecutivo, es el encargado, a través de la administración pública de aplicar las leyes tributarias.




Por último el poder Judicial, es quien intervendrá en la interpretación o dirimiendo las controversias que se susciten entre los gobernados y cualquiera de los poderes.


CONCLUSIONES

A lo largo de la presentación de éste tema, se han tenido que abordar diferencias y en ciertos casos enfrentar teorías de los doctrinarios respecto de la terminología jurídica.

Sin embargo, se puede concluir de la siguiente manera, su servidor, al igual que los doctrinarios, señalan que:

La actividad Financiera del Estado tiene por sí misma fenómenos diferentes a los del económico, tal como el político, el social y el jurídico.

El objetivo primordial que persigue la actividad económica del Estado, es la obtención, la administración y la aplicación de los recursos que son recaudados.

La gran compatibilidad y relación estrecha entre los términos derecho fiscal, derecho financiero, contribución, impuesto, etc.

Se desea terminar con un último comentario respecto de la obligatoriedad de los impuestos o contribuciones, análisis que se realiza de las interpretaciones de Fonrouge y Vanoni.

El primero dice que los tributos son una prestación obligatoria exigida por el Estado en virtud de que éste tiene la facultad para exigir el tributo, mientras que Vanoni, sostiene que para éste es un error el

considerar a la contribución como una facultad exclusiva derivado de la potestad suprema del Estado, puesto que estaría olvidando el mandato que le fue otorgado por los gobernados para que tutele dicho derecho y que por ende se podrán satisfacer la consecución del fin de la actividad económica del Estado.

BIBLIOGRAFÍA

RODRÍGUEZ, Lobato Raúl. Derecho Fiscal
Editorial Oxford 2ª Edición. México 2002


DE LA GARZA, Francisco. Derecho Financiero Mexicano
Editorial Porrúa. 16ª Edición México 1990

VERGARA, Tejada José Moisés. Defensa Legal del Contribuyente en Materia Fiscal
Editorial Angel Editor. 1ª edición. México DF 2004

SÁNCHEZ, Gómez Narciso. Derecho Fiscal Mexicano
Editorial Porrúa. 1ª Edición. México 1999

QUINTANA, Valtierra Jesús. Derecho Tributario Mexicano.
Editorial Trillas 2ª Edición México 1994

DELGADILLO, Gutiérrez Luis H. Principios de Derecho Tributario
Editorial Limusa. 3ª Edición México 1997

SÁNCHEZ, Miranda Arnulfo. Fiscal1: Aplicación práctica del Código Fiscal de la Federación.
Editorial Ecafsa. 1ª Edición. México 1998

ACHA, Ulaje Alberto. Análisis y Perspectivas de Recaudación Fiscal de Entidades Federativas frente al municipio y federación. Ensayo para la materia Teoría y Bases Constitucionales de las Contribuciones. Maestría en derecho Procesal Fiscal y Administrativo UVAQ. Morelia. 2005




VIDES, Hurtado Juan Carlos. Impuestos
Monografía publicada en
http://www.monografias.com/trabajos7/impu/impu.shtml

VARIOS. Diccionario Político Ed. Trillas 1997

Exposición de motivos de la iniciativa de reforma a la ley del seguro social respecto del régimen de jubilaciones y pensiones para los trabajadores del IMSS afecta a derechohabiente.

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
Texto Vigente al 30 de noviembre de 2005

Código Fiscal de la Federación
Texto Vigente al 30 de noviembre de 2005

http://www.google.com.mx/url?sa=X&start=3&oi=define&q=http://www.fac.mil.co/pag_interiores/provisionales/glosario.htm

http://www.google.com.mx/url?sa=X&start=5&oi=define&q=http://www.jap.org.mx/finanzas/htm/GLOSARIO/F.htm

http://www.google.com.mx/url?sa=X&start=1&oi=define&q=http://www.policia.gov.co/inicio/portal/portal.nsf/paginas/GlosarioInstitucional

http://www.google.com.mx/url?sa=X&start=7&oi=define&q=http://www.scotiabankinverlat.com/scotiatrade/glosarioe.asp
[1] http://www.google.com.mx/url?sa=X&start=3&oi=define&q=http://www.fac.mil.co/pag_interiores/provisionales/glosario.htm
[2] http://www.google.com.mx/url?sa=X&start=5&oi=define&q=http://www.jap.org.mx/finanzas/htm/GLOSARIO/F.htm
[3] http://www.google.com.mx/url?sa=X&start=1&oi=define&q=http://www.policia.gov.co/inicio/portal/portal.nsf/paginas/GlosarioInstitucional
[4] http://www.google.com.mx/url?sa=X&start=7&oi=define&q=http://www.scotiabankinverlat.com/scotiatrade/glosarioe.asp
[5] RODRÍGUEZ, Lobato Raúl. Derecho Fiscal
Editorial Oxford 2ª Edición. México 2002
[6] DE LA GARZA, Francisco. Derecho Financiero Mexicano
Editorial Porrúa. 16ª Edición México 1990
[7] Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
Texto Vigente al 30 de noviembre de 2005
[8] VERGARA, Tejada José Moisés. Defensa Legal del Contribuyente en Materia Fiscal
Editorial Angel Editor. 1ª edición. México DF 2004
[9] Diccionario Político Ed. Trillas 1997
[10] Diccionario Político Ed. Trillas 1997
[11] Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
Texto Vigente al 30 de noviembre de 2005
[12] Código Fiscal de la Federación
Texto Vigente al 30 de noviembre de 2005
[13] VERGARA, Tejada José Moisés. Defensa Legal del Contribuyente en Materia Fiscal
Editorial Angel Editor. 1ª edición. México DF 2004

[14] Código Fiscal de la Federación
Texto Vigente al 30 de noviembre de 2005
[15] VIDES, Hurtado Juan Carlos. Impuestos
Monografía publicada en http://www.monografias.com/trabajos7/impu/impu.shtml
[16] Código Fiscal de la Federación
Texto Vigente al 30 de noviembre de 2005
[17] ACHA, Ulaje Alberto. Análisis y Perspectivas de Recaudación Fiscal de Entidades Federativas frente al municipio y federación. Ensayo para la materia Teoría y Bases Constitucionales de las Contribuciones. Maestrái en derecho Procesal Fiscal y Administrativo UVAQ. Morelia. 2005

[18] Exposición de motivos de la iniciativa de reforma a la ley del seguro social respecto del régimen de jubilaciones y pensiones para los trabajadores del IMSS afecta a derechohabiente.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home